miércoles, 13 de mayo de 2009

PROCLAMA DE TEHERAN. PRINCIPIO DE INDIVISIBILIDAD DE DERECHOS Y DESARME MUNDIAL


4.1.

La Proclamación de Teherán fue dada en la Conferencia Internacional de Derechos Humanos, celebrada en Irán, del 22 de abril al 13 de mayo de 1968, para evaluar los progresos logrados en los veinte años transcurridos desde la aprobación de la Declaración Universal de Derechos Humanos y preparar nuevos proyectos que consolidaran un modelo de derechos humanos. Ya entonces se hablaba de las debilidades de la Declaracion de 1948, que no le dio suficiente prioridad a temas como los derechos de la mujer, los niños y las niñas, entre otros.Declaraba que desde que se aprobó la Declaración Universal de Derechos Humanos, las Naciones Unidas han logrado sustanciales progresos en la definición de normas para el goce y protección de los derechos humanos y las libertades fundamentales. Durante este período se han aprobado muchos instrumentos internacionales de importancia. Pero aún queda mucho por hacer en la esfera de la aplicación de estos derechos y libertades.

La Declaración Universal de Derechos Humanos enunciaba de manera generica una concepción común a todos los pueblos, de los derechos iguales e inalienables de todos los miembros de la familia humana y la declaraba aquellos derechos obligatorios para la comunidad internacional. Con esta nueva declaracion se entiende la integralidad de los derechos humanos.No bastan libertades politicas, es necesario ampliar el foco de visión a los derechos economicos, sociales y culturales.

La Declaracion de Teheran reitera tales principios al indicar: “Como los derechos humanos y las libertades fundamentales son indivisibles, la realización de los derechos civiles y políticos sin el goce de los derechos económicos, sociales y culturales resulta imposible. La consecución de un progreso duradero en la aplicación de los derechos humanos depende de unas buenas y eficaces políticas nacionales e internacionales de desarrollo económico y social”.

A partir de aquella Declaraciòn las Naciones Unidas se fijaron como objetivo primordial en materia de derechos humanos el goce de la máxima libertad y dignidad, entendiendo que para hacerse efectiva se requiere una base material que les de sustento, PORQUE LOS DERECHOS HUMANOS SON INDIVISIBLES.
Para que pueda alcanzarse este objetivo, es preciso que las leyes de todos los países reconozcan a cada ciudadano, sea cual fuere su raza, idioma, religión o credo político, la libertad de expresión, de información, de conciencia y de religión, así como el derecho a participar plenamente en la vida política, económica, social y cultural de su país,sin restriccciones odiosas.

4.2. Como aporte sustantivo cualitativo establece la indivisibilidad de los derechos humanos. Como los derechos humanos y las libertades fundamentales son indivisibles, la realización de los derechos civiles y políticos sin el goce de los derechos económicos, sociales y culturales resulta imposible.

La consecución de un progreso duradero en la aplicación de los derechos humanos depende de unas buenas y eficaces políticas nacionales e internacionales de desarrollo económico y social; por lo que se debe erradicar contra el analfabetismo y promover la educación; evitar la discriminación de que sigue siendo aún víctima la mujer en distintas regiones del mundo debe ser eliminada.

El hecho de que la mujer no goce de los mismos derechos que el hombre es contrario a la Carta de las Naciones Unidas y a las disposiciones de la Declaración Universal de Derechos Humanos. Esta declaración hizo especial énfasis en el hecho de que la mujer no goce de los mismos derechos que el hombre es contrario a la Carta de las Naciones Unidas y a las disposiciones de la Declaración Universal de Derechos Humanos. La aplicación cabal de la Declaración sobre la eliminación de la discriminación contra la mujer es una necesidad para el progreso de la humanidad.

Reitera que La comunidad internacional debe seguir velando por la familia y el niño y que es imperativo que los jóvenes participen en la determinación del futuro de la humanidad.
Finalmente se refiere a un tema fundamental. El desarme debe ser una meta de la comunidad internacional, que liberará inmensos recursos humanos y materiales que hoy día se destinan a fines militares. Estos recursos deberán utilizarse para promover los derechos humanos y las libertades fundamentales. Afirma que el desarme general y completo constituye una de las aspiraciones más elevadas de todos los pueblos.

Han pasado cuarenta años y este tema esta pendiente. Los paises siguen ocupsndo una parte sustantiva de sus presupuestos en esteriles gastos militares, mientras la educacion, la salud y la cultura siguen relegadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada